Aerolínea rusa obligó a bajar del avión a un deportista por ser muy alto

La aerolínea rusa de nombre Pobeda Airlines obligó a bajar del avión al jugador de voleibol ruso Alexandr Kimérov porque sus 2,15 metros de estatura no le permitía colocar las piernas en el espacio correspondiente a su puesto.

Alexandr al encontrarse que no podía usar el asiento que le correspondía, decidió cambiar de butaca con otro pasajero ubicado en la salida de emergencias, donde había mas espacio para poder acomodar sus piernas.

Sin embargo, el personal de la aerolínea le obligó volver a su asiento con el argumento de que no había pagado por elegir donde sentarse, este servicio tiene un valor de 999 rublos (aproximadamente 15 euros)

“Somos una compañía de bajo coste y vendemos billetes muy baratos, por lo que nuestras ganancias son por los servicios complementarios. Si todos nuestros pasajeros se cambian de asiento, esos servicios no tendrán sentido”,

Elena Selivánova, portavoz de la aerolínea

Después de volver a su asiento, el deportista de 20 años sin mas alternativas saco sus piernas al pasillo, algo que esta prohibido por las normas de vuelo.

A pesar de que muchos pasajeros pidieron que se dejara al jugador sentarse en la salida de emergencia, el personal de abordo llamó a la policía para que sacaran al deportista del avión.

Ademas, la aerolínea Pobeda tiene intención de demandar ante la justicia a Kimérov al considerarle responsable del retraso que sufrió el vuelo entre la ciudad de Samará, a orillas del río Volga, y Moscú.

“Hemos sufrido pérdidas por un retraso de media hora. Ahora estamos cuantificando la cantidad y luego acudiremos a la Justicia”, dijo Selivánova.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *